martes, 21 de diciembre de 2010

YO VI

En YO VI ( ver Videos) usé filmaciones de unas vacaciones en las que mi hija conoció por primera vez el mar. Me pregunté: ¿A qué se opone la vida ordinaria? ¿Qué es para mí lo extra-ordinario?, ¿Qué es una práctica o una mirada extraordinaria de nuestra propia vida?
Los viajes me posibilitan vivir lo cotidiano más allá del tiempo crónico matemático que rige nuestras existencias dentro del sistema de producción consumo. Me facilitan la concentración en la experiencia y en el tiempo construido. Indagué sobre la trascendencia o no trascendencia de ese tiempo, de las temporalidades que habitan ese cotidiano. Sobre lo que dejo en el silencio de mi memoria personal, sobre la vida del espíritu, que puede encontrarse en una profundidad a reconstruir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario