sábado, 7 de noviembre de 2009

"(...) este tránsito al mundo cotidiano desde el campo distante de las profundidades más lejanas, casi en el subsuelo, es para mí algo de inmensa importancia. Quiero ser un globo, pero cautivo, una antena, pero clavada en el suelo, quiero ser capaz de traducirme al idioma ordinario. Sí, pero traduttore, traditore. Es ahí donde me traiciono, donde estoy por debajo de mí mismo."

Witold Gombrowicz, Diario argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario