miércoles, 26 de agosto de 2009

Del Proyecto Clasificador

“(…) El objeto, de este modo, es en sentido estricto un espejo: las imágenes que nos remite no pueden menos que sucederse sin contradecirse y es un espejo perfecto, puesto que no nos envía las imágenes reales, sino las imágenes deseadas. En pocas palabras, es un perro del que no queda más que la fidelidad. Y puedo mirarlo sin que él me mire. He ahí por qué se invisten los objetos de todo aquello que no pudo lograrse en la relación humana. (…)”

Baudrillard, Jean: El sistema de los objetos, Siglo Veintiuno Editores SA, Mexico, 1970

No hay comentarios:

Publicar un comentario